GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA (y XXI)

HAY POLÍTICOS GRANCANARIOS QUE LOS ÁRBOLES NO LES DEJAN VER EL BOSQUE

*

El pasado día 5 de abril el presidente del Cabildo grancanario, señor Soria, en una alocución pública a cuenta de la celebración de las jornadas sobre turismo organizadas por la Caixa, dijo, entre otras cosas de inusitado relieve sobre la Moratoria al crecimiento turístico,  lo siguiente: “….la Ley de Directrices ha sido un error político de todos los partidos, incluido el mío”;  “…Gran Canaria es la pagana de la Moratoria”;  “…Gran Canaria ha sido la gran perjudicada por la Ley de Directrices”;  “….la Ley de Directrices ha contribuido al desequilibrio, ya que ha impedido a la isla redonda afrontar ese mismo crecimiento que ha experimentado Tenerife en los últimos años”;  y apostó, según la información difundida el día 6 por los diarios “Canarias-7” y “La Provincia/Diario de Las Palmas”, “por modificar radicalmente el actual marco regulatorio porque está provocando una pérdida ostensible de las ventajas competitivas y un excesivo intervencionismo desde la Administración autonómica”, alertando sobre los proyectos que se están dejando de ejecutar en la isla y como “no pocos empresarios se van a invertir a otros lugares donde no les ponen tantos impedimentos legales para desarrollar sus ideas”.

 

Bien, aquí tenemos al presidente del Cabildo grancanario haciendo una exposición clara y diáfana de lo que ha sido la Moratoria al crecimiento turístico para Gran Canaria y hasta qué punto ha perjudicado a nuestra Isla esta congelación de nuestro crecimiento turístico, especialmente hotelero, y en qué medida ha beneficiado a otras islas, especialmente a Tenerife. Como transcribo en el párrafo anterior, el señor Soria no rehuye la parte de responsabilidad que ha tenido su propio partido, el PP, reconociendo públicamente que fue un error que los parlamentarios grancanarios votaran unánimemente una Ley que vino a consagrar la hegemonía absoluta de Tenerife en su oferta turística sobre Gran Canaria, situación ésta que ya no habrá manera alguna de equilibrar y muchísimo menos si ASHOTEL de Tenerife sigue manteniendo su bota presionando e impidiendo el crecimiento turístico sobre todas las islas del Archipiélago a través de su tremenda influencia en los órganos rectores de la Administración tan maestralmente representados por ATI.

 

Viendo con objetividad lo expuesto por el señor Soria, no hay la menor duda que está hablando por y para Gran Canaria y que sus planteamiento, incluido el de que son los Cabildos los que deben tener las competencias para administrar todo lo concerniente a sus respectivas islas   -administrativamente hablando-,   siendo el urbanismo una de esas competencias a ejercer por los cabildos, porque   -como bien estamos viendo-   no es de recibo que cuando una isla haya conseguido sus metas de crecimiento, turístico en ese caso, se las apañe por medio de su poder político para encorsetar y congelar el crecimiento de otras islas que puedan serle competencia en los mercados turísticos. Esto es exactamente lo que ha ocurrido por parte de Tenerife y sigue ocurriendo, y si políticos grancanarios no lo quieren ver, que no lo vean, pero la cruda realidad es que ASHOTEL controla el crecimiento turístico en Canarias según su conveniencia y utilizando el poder político de ATI para conseguir sus fines.

 

Por tanto, según las declaraciones vertidas por los portavoces de diferentes grupos políticos sobre las alocuciones del señor Soria, se pone de manifiesto que todos están en contra de lo expuesto por este señor, sin duda alguna que ninguno de ellos ha analizado a fondo  lo que dijo ni  se han parado a recapacitar en la situación en que hoy se encuentra nuestra Isla en lo referente al turismo porque un asunto de tantísima importancia para Gran Canaria como es el no poner trabas burocráticas a  los inversores para que inviertan en hoteles de calidad y que cada isla administre su desarrollo, ha recibido sólo críticas de esas mentes en las que existe el convencimiento que al contrario político, tanto si lleva razón en sus planteamientos como si no, especialmente si se trata del PP, hay que machacarlo por sistema, olvidando con ello que la Isla de Gran Canaria está en una situación que necesita de todos los partidos político que peleen por ella, sin importar lo más mínimo el signo político de quien ponga sobre la mesa cualquier idea o proyecto que sea bueno y necesario para Gran Canaria, sin olvidar que el ‘enemigo’ que ha bloqueado su desarrollo económico está ‘allí enfrente’ y no necesariamente dentro de casa. Nuestros políticos deben saber que los ciudadanos grancanarios pasan de todo tipo de navajeo político y lo que quieren es que los individuos que han elegido en las urnas peleen por Gran Canaria y su progreso que es la única forma que sus medios de vida puedan mejorar.

 

Por tanto, se puede decir que los árboles no dejan ver el bosque a no pocos políticos grancanarios: los árboles, en este caso de la Moratoria, son el señor Soria y el PP y el bosque GRAN CANARIA, con letras grandes.

 

Las Palmas de Gran Canaria, 15 de abril de 2006

 

Daniel Garzón Luna

 

El mismo artículo con ilustración gráfica sobre su contenido en mi página WEB de MSN:

http://spaces.msn.com/members/zxcvbn14

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s