GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA (y XXII)

 

EL SECTOR HOTELERO (TINERFEÑO) APOYA POR UNANIMIDAD TRES AÑOS MÁS DE MORATORIA TURÍSTICA

*

El diario “El Día” de Tenerife publicó en el día de ayer, 20 de abril, con el titular que encabeza este escrito con el sólo añadido por parte del abajo firmante de “tinerfeño”, entre paréntesis, una información según la cual la asamblea general de ASHOTEL (Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y el Hierro), celebrada el día anterior, el 19 de los corrientes, “ratificó por unanimidad la propuesta al Gobierno de mantener por tres años más en las islas la moratoria turística ya que ellos consideran que la situación del mercado hace aconsejable mantener el parón en la concesión de nuevas autorizaciones”. 

 

ASHOTEL, que como he mencionado aglutina el empresariado de la cama turística de las islas occidentales, ya motivó un comentario mío   -publicado en varios diarios digitales y de papel en los últimos diez días-    a colación de unas declaraciones que hizo su presidente, José Fernando Cabrera, al director-propietario del diario “El Día”, relacionadas con la postura de la asociación que representa en pro de prorrogar la moratoria turística por tres años más, la cual ha sido ratificada por su asamblea general antes citada. Sobre la postura de la aprobación por unanimidad de una prórroga por tres años más de la Ley de Directrices de dicha asamblea no hay nada que objetar porque están en su pleno derecho de, si pueden y otras islas lo permiten, dar otro parón al crecimiento hotelero y matar de esta forma el crecimiento de la competencia, dado que ellos estiman que Tenerife con sus 108.000 camas hoteleras no está en situación de poner más camas en el mercado pues creen que, por ahora, tienen suficientes.  Bien, que lo pidan. Si sus gobernantes aceptan su petición, aunque vaya en contra del libre mercado y la libre iniciativa, que lo hagan, incluso si en lugar de tres años más de moratoria les conceden diez años más; ¿a quien le importa lo que ellos hagan en Tenerife? Si quieren hacerse de su capa un sayo, pues que se lo hagan.

 

Ahora bien, si no hay la menor duda que ellos están en su derecho de pedir lo que les sea más de su conveniencia en protección de sus intereses, debo decir que no tienen ningún derecho, y entran de lleno en el terreno del descaro y el cinismo, pedir esa prórroga de la moratoria para todas las islas y no sólo para Tenerife   y demás islas occidentales donde tiene potestad para pronunciarse en nombre de sus respectivos empresarios de la cama turística. ASHOTEL está en su pleno derecho para pedir a sus gobernantes lo que crea oportuno en beneficio de sus asociados pero no tiene derecho a pedir absolutamente nada en nombre de islas en las que no tiene  nada que decir ni opinar sobre lo que deben o no deben hacer esas otras islas y mucho menos  inmiscuirse en una cosa de tanto calado como es el crecimiento de la planta hotelera de las mismas, y, para ser más concreto, la de Gran Canaria, cuya  situación de penuria hotelera en que se encuentra sumida con sus 45.000 camas, en su mayoría muy gastadas, es harto conocida en los mercados turísticos, aunque aún no lo hayan asumido algunos de nuestros representantes políticos grancanarios que siguen postulando, al igual que ASHOTEL, la prolongación de la Moratoria sin tomar conciencia del calibre del desastre que ello significaría para Gran Canaria. ASHOTEL sí lo ha asumido, y lo sabe muy bien, por ello un nuevo parón al crecimiento hotelero en Gran Canaria les va como anillo al dedo.

 

Así las cosas, sí soy partidario de que sea oída por los gobernantes la petición que ha hecho el sector hotelero tinerfeño al Gobierno de que se prorrogue la Ley de Directrices o Moratoria por tres años más pero sólo y exclusivamente para la isla de Tenerife; si ellos así lo quieren, en detrimento de la libre iniciativa, y el Gobierno los oye, que la tengan; que la tengan ellos y le hagan un momento inmenso a dicha ley porque los dividendos que ya les ha proporcionado convirtiéndolos en líderes incuestionable de la oferta turística canaria en los mercados europeos no tiene precio. Ahora, por favor, no se inmiscuyan en los intereses de otras islas en lo relativo al crecimiento hotelero y dejen que sean ellas mismas, por medio de sus respectivos cabildos que saben muy bien cuales son las necesidades de sus respectivas islas a estos efectos, las que decidan sobre su desarrollo turístico.

 

Las Palmas de Gran Canaria, 21 de abril de 2006.

 

Daniel Garzón Luna

 

EL MISMO ARTÍCULO CON ILUSTRACIÓN GRÁFICA EN MI PÁGINA WEB DE MSN:

 

http://spaces.msn.com/members/zxcvbn14  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s